martes, 20 de septiembre de 2016

Ansó y Hecho


Ansó, Hecho y los valles a los que dan nombre (o de los que lo toman, vaya usted a saber), son dos lugares imprescindibles para los amantes de los pueblos bonitos y bien cuidados y de los paisajes embriagantes. Como es mi norma, no les canso con detalles que encontrarán en cualquier guía más documentados y mejor explicados, y les pongo algunas fotos.


Bonito rincón de Ansó

Otra agradable vista

Casa de 1734 con lauburus
Fíjense en esta foto de arriba. En el dintel de esta casa del siglo XVIII flanquean la fecha de construcción dos lauburus, símbolos tradicionales vascos. No sé si se debe la inscripción a que la familia propietaria era vascuence (no sería difícil dada la cercanía del País Vasco) o si acaso ese símbolo era utilizado más allá de esa región como elemento decorativo o con alguna significación. En todo caso, me llamó la atención y, como ahora no hay gastos de carretes ni de revelado, no escatimé y saqué la fotografía.


Muy curiosa la costumbre de poner el nombre de las casas familiares en la fachada


¡Ejem! Muy curiosa costumbre, sí señor...






Les dejo por por hoy con una pintoresca estampa de Hecho (algunos escriben Echo). No dejen de visitar estos pueblos de gente amabilísima.